Blog

Ámame…

Ámame… y deja la razón a un lado, las preguntas para después, no te cuestiones por qué piensas en mí, solo siente y escucha a tu corazón.

Ama mi historia, la que tú conoces, la que te ofrecí cuando te abrí mi alma, cuando abrí el baúl donde guardo los momentos que prefiero olvidar, pero que han marcado mi vida, y que compartí contigo cada noche llenándome de melancolía.

Ama mi sonrisa, porque yo sonrío para ti, porque tú eres mi alegría y la locura que me provoca muchas locuras.

Ama mis ojos  y mírame con el alma, descubrirás todo el amor que guardo para ti, y el deseo que se oculta entre mis pupilas.

Ámame… y deja salir tus emociones, no frenes tus pensamientos, no detengas tus palabras, tus impulsos, todo lo que me quieras entregar. No tengas miedo…

Soy real…

Sin caretas…

Sin medias verdades, dispuesta a cuidar tu corazón.

Ama mis sueños, tú sabes cómo me gusta volar, acompáñame en mi vuelo. Quiero que seas mi compañero, mi cómplice, además de ser el guardador de mis secretos.

Ámame… y cierra los ojos a la realidad, solo así me llevarás contigo. No estás solo, mi príncipe de ojos verdes, porque yo estoy contigo, abrazando tu  sueño cuando duermes, y cuidándote desde mi pequeño rincón.

Ámame… pero cuidado, yo no te ofrezco paz, ni días tranquilos. Soy un torbellino, una hoja al viento, un alma rebelde, una loca incurable que en medio de su locura aprendió a querer tus ojos verdes, tu mirada profunda y tus labios que mis labios esperan con ansia.

Ámame… y te prometo que no te arrepentirás.

Pilar
“Soñar es solo el principio”

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *